Wwoofing; granjas del mundo que hablan idiomas

Wwoofing; granjas del mundo que hablan idiomas

Si te gustan los animales, si tu sueño es ver cómo funciona una granja desde dentro y si además quieres practicar o aprender idiomas, Wwoofing es la palabra que debes anotar en tu cuaderno de viaje desde ya.

Se trata de un servicio de granjas alrededor del mundo que ofrecen alojamiento y comida a personas interesadas en la vida rural que además quieren practicar o mejorar un idioma extranjero con gente de otros países.

Wwoofing significa World Wide Opportunities on Organic Farms. El término fue acuñado por tres amigas voluntarias en una granja orgánica de Sussex (Inglaterra) en los años 70. En la actualidad existen unas 75.000 granjas de este tipo alrededor del mundo.

Si estás pensando en viajar a una de estas granjas para mejorar tu nivel de un idioma y vivir una experiencia en contacto con la naturaleza, debes tener en cuenta algunos puntos clave antes y durante tu aventura.

Lo primero es establecer un objetivo y preguntarte qué tipo de actividad te gustaría llevar a cabo de las muchas que ofrece una granja orgánica. Aquí puedes elegir entre cultivo de verduras ecológicas para su venta en mercados, recogida de uvas u otras frutas, trabajo con animales como vacas, ovejas, cabras… (desde su pastoreo a su ordeño y cuidado diario).

people-field-working-agriculture

 En una experiencia de wwoofing podrás disponer de tiempo para ti, para viajar y conocer la localidad o la ciudad más cercana a la granja donde residas. Suele haber turnos de trabajo de mañanas, tardes o días intercalados. Por ello debes tener presente a la hora de elegir tu granja de destino que esté cerca de alguna estación de bus o metro para poder moverte de forma autónoma. También valora la época del año y el clima de tu destino, además de incluir en tu maleta la ropa adecuada para la vida en una granja. En general la vestimenta de trabajo y otros utensilios y herramientas son proporcionados por la misma granja de acogida.

 Ten en cuenta que el proceso es largo por lo que te recomendamos comenzar a buscar granjas que te puedan hospedar en las fechas que quieras al menos seis meses antes de tu partida

Tus habilidades son importantes para encontrar el tipo de granja adecuada. Quizá no sepas como ordeñar una vaca, ni nunca hayas plantado tomates y puedes llegar a aprender a hacerlo pero si tienes destrezas en otros campos como la carpintería, el bricolaje o sabes cocinar puedes encontrar un destino más ajustado a tus capacidades.

Es necesario también tener flexibilidad y adaptarse a cualquier tipo de actividad que requiera la granja, desde plantar hortalizas a limpiar las cuadras de los animales. Hacer wwoofing no es sinónimo de vacaciones y por tanto tampoco puedes esperar un alojamiento de cinco estrellas pero sí un hospedaje correcto y propio de un lugar así. Debes planteártelo como un trabajo las horas del día que le dediques y disfrutar como un turista, implicarte en la vida, tradiciones y cultura local el resto del tiempo. Hablar y practicar el idioma del país es una tarea fundamental que no debes olvidar en ningún momento y que te servirá además para hacer amistades que pueden llegar a ser para toda la vida.

a9c8398dcb03aa201a24c97f4b076462

No Comments Yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.