Desde el momento de nacer nuestros hijos tienen la capacidad de aprender idiomas. Quizá suene precoz o atrevido pero la