Gente paseando vista desde atrás

Muchas familias viven en lugares donde existen dos idiomas oficiales o sus familias están formadas por miembros que provienen de diferentes culturas o países con un idioma nativo que no se habla en el país donde residen. En esos casos, los niños que crecen en esas familias tienen una ventaja añadida, serán niños y adultos bilingües si sus padres se esfuerzan en educarlos en la variedad idiomática. Algunos estudios sostienen que…