El bilingüismo puede cambiar tu cerebro

El bilingüismo puede cambiar tu cerebro

Es una debate que se prolonga en el tiempo y del que no han sacado conclusiones contundentes pero también ha sido un tema muy estudiado;  la forma en la que nuestro cerebro adquiere un nuevo lenguaje.

Si algo parece que está claro y consensuado es que los primeros 5 años de vida de un niño son fundamentales para adquirir las capacidades lingüísticas y aprender un nuevo idioma. La prueba más evidente de esto es “Genie”, una niña de 13 años que había pasado gran parte de su vida encerrada en su casa, sin contacto con el mundo exterior y con un vocabulario consistente en apenas cinco palabras.

Científicos estadounidenses estudiaron su caso en los años 70 y de ahí surgió el documental “La niña salvaje”, que documentaba sus esfuerzos para aprender un nuevo idioma.

bright-hand-drawn-brain-vector

Lo mismo que ocurre con el aprendizaje de un solo idioma, es aplicable a la hora de aprender dos lenguas al mismo tiempo. Los primeros años son vitales para fijar las palabras del idioma materno y de cualquier otro nuevo que queramos aprender. Además este proceso es más rápido antes de los 8 años.

La edad de adquisición del lenguaje, lo bien que se habla ese idioma y el control cognitivo del lenguaje, es decir, el proceso de selección de un idioma sobre otro en el caso de los bilingües. Estos son los tres factores fundamentales que intervienen cuando alguien aprende un idioma.

En cuanto al funcionamiento del cerebro bilingüe, algunos estudios sostienen que posee  mayor capacidad para concentrarse en una tarea y aislarse del ruido o las interferencias a su alrededor. Los bilingües desarrollan capacidades cognitivas que les permiten adaptarse a los cambios en las tareas que están desarrollando. Esto se debe a que su cerebro está constantemente eligiendo la lengua en la que se expresa, lo que le da mucha más flexibilidad. También les permite concentrarse y memorizar mejor.

Algunas investigaciones destacan otra peculiaridad; que los hablantes de un solo idioma utilizan más las regiones del cerebro que se dedican al idioma, mientras  que las bilingües emplean más las centradas en el control del lenguaje y en la toma de decisiones referidas a él.

No Comments Yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.